Sin categoría

Despacio como la tortuga.

Paciencia.

Quien persevera,  alcanza. Eso dicen

Pero cuesta esperar. No sirvo para esperar demasiado a menos que sepa que valga la pena la recompensa al final por haber tenido tanta paciencia.

No sé si tengo tanto tiempo para seguir esperando.

Pero tampoco quiero equivocarme por apresurarme tanto.

Piano, piano, va lontano.

Ser como la tortuga que le gana a la liebre, o ser perseverante.

No estoy hecha para esperar demasiado.

Estándar