Sin categoría

Despacio como la tortuga.

Paciencia.

Quien persevera,  alcanza. Eso dicen

Pero cuesta esperar. No sirvo para esperar demasiado a menos que sepa que valga la pena la recompensa al final por haber tenido tanta paciencia.

No sé si tengo tanto tiempo para seguir esperando.

Pero tampoco quiero equivocarme por apresurarme tanto.

Piano, piano, va lontano.

Ser como la tortuga que le gana a la liebre, o ser perseverante.

No estoy hecha para esperar demasiado.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s