Personal

Corazón Roto

Este día ha sido triste, no sé si es porque estaba nublado, hacía frío y en la tarde se ha largado a llover o porque de pronto se me han venido encima los recuerdos de hace algunos años cuando me sentía más feliz. Recuerdos de un aire cargado de esperanzas, sueños de verde y rosa.

Por un tiempo mientras viví en mi propio castillo de naipes fui inmensamente feliz sintiendo ser el ama y señora de mi propio futuro tejido entre palabras y el humo de su tabaco.

Luego cuando esa historia se rompió y cobró su propio pasado, y entre tanto siguieron  fluyendo  las aguas del río  Olvido, sin perder el hilo de lo aprendido me atreví a cruzar otro puente, pero llegué a la misma ribera, sólo que esta vez ya traía los pies mojados y nunca logré llegar a sentirme del todo a gusto.

En el hogar no había suficiente leña, el fuego no calentaba lo suficiente para que se secaran mis pies ni mi ropa, cuando me marché de ahí aún llevaba mis cosas mojadas con el agua del río Olvido, del primer caudal que crucé.

Desde entonces es que siento que ya no hay vuelta, la vida para mí ya no será como la soñé tantas veces, todas esas esperanzas quizás vivan en otra dimensión pero que jamás experimentaré en ésta y que extraño tanto como si alguna vez la hubiese vivido de verdad.

Cómo se puede saber lo que es algo si jamás se ha tenido?

Sólo siento que con este corazón de pié quebrado, no he sanado, sólo sé que sigue roto y dolido.

Que para mi pena no hay descanso ni refugio.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s